Resistencia a la insulina

En este modulo hablamos acerca e la resistencia a la insulina que en realidad es la ENFERMEDAD detras de las “enfermedades” metabolicas

Que es la insulina?

Que es la resistencia a la insulina

La resistencia a la insulina

 

 

 

 

La resistencia a la insulina 1

 Por: Benjamin Bikman (

Traducción: Osvaldo Quiroga

Hablemos un poco más sobre la insulina
Ustedes saben que la insulina es una hormona importante para ayudar a nustras celulas a acceder energia de la glucosa y el efecto específico de la hormona insulina depende de la célula que recibe su ayuda pero su importancia no queda allí..
Desde el cerebro hasta los dedos de los pies, la insulina regula cómo cada célula usa la energía de la glucosa, cambia su tamaño, influye en la producción de otras hormonas y su funcionamiento e incluso determina si las células viven o mueren. La insulina tambien tiene la capacidad de hacer que la célula produzca cosas más grandes a partir de cosas más pequeñas, un proceso conocido como anabolismo. Los procesos anabólicos son procesos metabólicos de construcción, en los que se obtienen moléculas grandes a partir de otras más pequeñas.
Claramente, la insulina es extremadamente importante, ¡cuando funciona! El problema, es cuando la insulina funciona correctamente y ese estado es definido como resistencia a la insulina que, en su forma más simple, produce una respuesta reducida a la hormona insulina y cuando una célula deja de responder a la insulina, se vuelve resistente a la insulina y, a medida que más células en todo el cuerpo se vuelven resistentes a la insulina, el cuerpo entero se considerará como resistente a la insulina.
Como se pueden dar cuenta el proceso es gradual y dura muchos años o décadas de los cuales la mayoría son periodos asintomáticos o sea no tenemos síntomas notables pero la enfermedad avanza. Pueden también observar que la insulina juega un papel importante en el aparato reproductor y la resistencia a la insulina afecta directamente a este produciendo el síndrome de ovario poliquístico en las mujeres o la disfunción eréctil y la baja producción de espermatozoides en los hombres.
Fuente: Why we get sick,
Benjamin Bikman
Traduccion Osvaldo Quiroga

 

 

 

Un nuevo paradigma de la resistencia a la insulina– T2D 13

Por: Dr Jason Fung (Intesive Dietary Management)

Traducción: Osvaldo Quiroga (La Diabets tipo 2 es reversible)

Notas: Osvaldo Quiroga

Nuestro paradigma actual de resistencia a la insulina es el de un candado y una llave. La insulina es una hormona que actúa sobre un receptor hormonal en la superficie de una célula para tener un efecto.

Esto se conoce a menudo como modelo de candado y llave. El candado es el receptor de insulina que mantiene cerradas las puertas de la célula. Cuando se inserta la llave adecuada (insulina), la puerta de la célula se abre para permitir que la glucosa acumulada en la sangre ingrese a la célula. Esta glucosa podrá entonces ser capaz de alimentar la maquinaria celular. Una vez que retira la llave (insulina), la puerta de la célula se cierra de nuevo y la glucosa en la sangre ya no puede ingresar a la célula.

¿Qué sucede durante el fenómeno de la resistencia a la insulina? Clásicamente, imaginamos que el candado y la llave ya no encajan muy bien. La llave (insulina) es capaz de abrir el candado (receptor) pero solo parcialmente y no muy bien. Como resultado, la glucosa no puede pasar a través de la puerta normalmente. Esto resulta en cantidades de glucosa más bajas de lo normal dentro de la célula. La glucosa, que ahora está bloqueada por la compuerta cerrada, se acumula fuera de la célula en la sangre y lo podemos detectar como niveles elevados de azúcar en la sangre y realizar el diagnóstico clínico de diabetes tipo 2

Esto también se ha descrito como un estado de inanición interna ya que la célula tiene poca glucosa en el interior. La reacción instintiva a esto es que el cuerpo aumente la producción de insulina (llave). Ya que cada llave funciona menos que antes, el cuerpo produce en exceso la cantidad de llaves (insulina) para asegurarse de que ingrese suficiente glucosa a las células. Esta es una bonita teoría y agradable.

Pedro el problema, en realidad, es que este paradigma no se ajusta realmente a la realidad. Primero surge la interrogante si el problema la insulina ó el receptor de insulina. Bueno, pero en estos dias es en realidad bastante fácil observar la estructura de la insulina y la estructura del receptor de insulina de los pacientes con resistencia a la insulina. Simplemente se aísla la insulina y algunas células y se verifica su estructura con herramientas moleculares sofisticadas. Pedro el problema, en realidad, es que este paradigma no se ajusta realmente a la realidad. Primero surge la interrogante si el problema la insulina ó el receptor de insulina. Bueno, pero en estos dias es en realidad bastante fácil observar la estructura de la insulina y la estructura del receptor de insulina de los pacientes con resistencia a la insulina. Simplemente se aísla la insulina y algunas células y se verifica su estructura con herramientas moleculares sofisticadas. Si se hace esto queda Inmediatamente claro que no hay nada de malo en la insulina ni en el receptor. Entonces, ¿cuál es el el problema?

La única posibilidad restante es que hay algo que está dañanado el sistema. Algún tipo de bloqueador que interfiere con el mecanismo del candado y la llave. ¿Pero que és? Hay todo tipo de teorías. Inflamación, estrés oxidativo y productos finales de glicación avanzada. Todas las explicaciones de moda que salen habitualmente cuando los médicos no tienen realmente la minima idea. La única posibilidad restante es que hay algo que está dañanado el sistema. Algún tipo de bloqueador que interfiere con el mecanismo del candado y la llave. ¿Pero que és? Hay todo tipo de teorías. Inflamación, estrés oxidativo y productos finales de glicación avanzada. Todas las explicaciones de moda que salen habitualmente cuando los médicos no tienen realmente la minima idea. Con este modelo, no tenemos una idea clara y verdadera de qué causó la resistencia a la insulina. Sin entender la causa de la Resistencia a la insulina no tenemos ninguna posibilidad de tratarla.

Luego está la paradoja central de la resistencia a la insulina hepática. Dejame explicar. La insulina tiene dos acciones principales en el hígado. Recuerda que la insulina sube cuando comes. Le dice al cuerpo que deje de producir glucosa en el hígado (gluconeogénesis) porque hay mucha glucosa proveniente del estómago (alimentos). Esto está mediado a través de la vía FOX01[1].

La segunda acción importante en el hígado es aumentar la producción de grasa (De Novo Lipogeneis (DNL)). Esto es para lidiar con el flujo de glucosa entrante que el cuerpo no puede usar de manera correcta. Esto está mediado a través de la vía SREBP-1c [2].

Entonces, si el hígado se vuelve resistente a la insulina el efecto de la insulina debería disminuir en ambas acciones. Es decir, el hígado debe continuar produciendo glucosa y dejar de producir grasa. Pero ese es solo el caso de la gluconeogénesis. Es decir, durante la resistencia a la insulina, el hígado continúa produciendo nueva glucosa como se esperaba. Pero DNL (De Novo Lipogeneis) continúa y en realidad aumenta. ¡Así que el efecto de la insulina en la De Novo Lipogeneis (DNL) no se mitiga sino que se acelera!

¿Pero que demonios pasa?

¿Cómo en los siete infiernos puede este hígado resistente a la insulina ser selectivamente resistente a un efecto de la insulina y, a la vez, acelerar el efecto del otro en la misma célula, en respuesta a los mismos niveles de insulina, con el mismo receptor de insulina? Eso parece una locura. La misma célula es la resistente y supersensible a la insulina al mismo tiempo!

¿Cómo podemos explicar esta paradoja?

Necesitamos un nuevo paradigma de resistencia a la insulina que se ajuste mejor a los hechos. De hecho, podemos pensar en la resistencia a la insulina como un fenómeno de desbordamiento, en lugar de un candado y una llave. Todo lo que realmente sabemos sobre la resistencia a la insulina es que es mucho más difícil trasladar la glucosa a una célula “resistente a la insulina” que a una normal. Pero esto no significa necesariamente que la puerta esté atascada. En su lugar, tal vez la célula ya esté desbordada con glucosa y, por lo tanto, no puede entrar más glucosa.

Imagina que la celda sea un vagón de metro. Cuando la puerta se abre, los pasajeros en el exterior (glucosa en la sangre) marchan de manera ordenada hacia el vagón de metro vacío (celda). Normalmente, en realidad no requiere mucho empuje para llevar esta glucosa a la célula (la insulina da el empujón). Pero durante la resistencia a la insulina, el problema no es que la puerta no se abra. El problema, en cambio, es que el vagón del metro (célula) ya está lleno de pasajeros (glucosa). Ahora, la glucosa fuera de la célula simplemente no puede entrar y se deja abarrotada en la plataforma.

La insulina intenta introducir la glucosa en la célula como los empujadores de metro japoneses, pero simplemente no pueden hacerlo porque está llena. Entonces, parece que la célula es resistente a los efectos de la insulina, pero realmente el problema es que la célula ya está desbordada. Entonces, la reacción instintiva es fabricar más insulina (empujadores) para ayudar a empujar la glucosa hacia la célula. Lo cual funciona, pero solo por un tiempo.

Por lo tanto, la célula no está en un estado de “inanición interna”. En cambio, la célula está rebosando de glucosa. La glucosa comienza a derramarse en la sangre, que parece que la gluconeogénesis no se ha detenido, lo que es consistente con la resistencia a la insulina. Sin embargo, la insulina y su receptor están bien; simplemente están abrumados por la “toxicidad” exógena de la glucosa.

Pero, ¿qué pasa con la producción de grasa?

En el modelo clásico de resistencia a la insulina, la paradoja era que el De Novo Lipogeneis (DNL) se incrementaba, no disminuía, lo que se parecía mucho a una mayor sensibilidad a la insulina en lugar de resistencia a esta. Pero en el modelo de desbordamiento, la De Novo Lipogeneis (DNL) se incrementa porque la célula está tratando de deshacerse del exceso de glucosa produciendo grasa adicional. La célula está desbordada y no en un estado de “inanición interna”.

¿Por qué es esto críticamente importante? Porque la comprensión de este nuevo paradigma conducirá a la respuesta de cómo se desarrolla la resistencia a la insulina y qué podemos hacer al respecto. El problema no está en la insulina ni en el receptor de insulina. Ambos son normales. El problema es que la célula está completamente llena de glucosa. Entonces, ¿qué lo causó? La respuesta parece obvia: se trata de demasiada glucosa y demasiada insulina. En otras palabras, fue la propia insulina la que causó la resistencia a la insulina. No necesitamos buscar sombras en busca de alguna causa misteriosa de resistencia a la insulina. Una vez que entendemos que el exceso de glucosa y la insulina excesiva es la causa de la resistencia a la insulina podemos diseñar un tratamiento racional. Reduce la cantidad de insulina y la glucosa en la sangre y una vez que se haga esto se revierte la resistencia a la insulina se cura la diabetes tipo 2.

Notas

[1] La proteína O1 (FOXO1), también conocida como forkhead en el rabdomiosarcoma, es una proteína que en los humanos está codificada por el gen FOXO1. FOXO1 es un factor de transcripción que desempeña funciones importantes en la regulación de la gluconeogénesis y la glucogenólisis por señalización de insulina, y también es fundamental para la decisión de un preadipocito de comprometerse con la adipogénesis. [Se regula principalmente a través de la fosforilación en múltiples residuos; su actividad transcripcional depende de su estado de fosforilación.

[2] Las proteínas de unión al elemento regulador de esterol (SREBP) son factores de transcripción que se unen a la secuencia de ADN del elemento regulador de esterol TCACNCCAC. Las SREBPs de mamíferos están codificadas por los genes SREBF1 y SREBF2. Los SREBP pertenecen a la clase básica de factores de transcripción de hélice-bucle-hélice leucina cremallera. Las proteínas SREB se requieren indirectamente para la biosíntesis de colesterol y para la captación y la biosíntesis de ácidos grasos. Estas proteínas funcionan con el elemento regulador de esterol asimétrico (StRE). Las SREBP tienen una estructura similar a las proteínas de hélice-bucle-hélice (HLH) de unión a E-box. Sin embargo, a diferencia de las proteínas HLH que se unen a la caja E, un residuo de arginina se reemplaza con la tirosina, lo que las hace capaces de reconocer las StRE y así regular la biosíntesis de la membrana.

 

 

 

Como se si tengo resistencia ala Insulina?

No hay ninguna descripción de la foto disponible.

Por: Osvaldo Quiroga

Muchos profesionales médicos desconocen cuán común es la resistencia a la insulina, los problemas que puede causar y, lo más importante, cómo identificarlo. Entonces, incluso aunque tu médico nunca lo mencionó, es posible que tengas resistencia a la insulina.
Para tener una idea de tu estado y nivel de riesgo, responde estas preguntas:
¿Tienes más grasa alrededor de su vientre de la que le gustaría? ¿O sea, tienes panza?
¿Tienes la presión arterial alta?
¿Tienes altos niveles de triglicéridos en sangre?
¿Tienes antecedentes familiares con enfermedades cardíacas?
¿Retienes el agua fácilmente? ó ¿Se te hinchan los pies o las manos?
¿Tiene manchas de color más oscuro en la piel o pequeñas protuberancias de piel (“piel”) en el cuello, las axilas u otras áreas?
¿Tienes un familiar con diabetes tipo 2?
¿Tienes síndrome de ovario poliquístico (SOP; para mujeres) o disfunción eréctil (para hombres)?
Las respuestas a estas preguntas revelan alguna conexión con la resistencia a la insulina. Si respondiste “sí” a una pregunta, es probable que tengas resistencia a la insulina, pero respondiste “Sí” a dos o mas preguntas , es seguro que tienes resistencia a la insulina.
¡Demás está decir que la única manera de combatir la resistencia a la insulina es el cambio de estilo de vida!
Fuente:
Why We Get Sick copyright © 2020 by Benjamin Bikman

 

 

 

Listo/a para empezar?